martes, 28 de junio de 2016

Esperanza (Hope)


Rompo hoy la trayectoria de los contenidos de este blog, un blog  de "posts" de divulgación médica, para introducirme de lleno en el campo de la opinión. Y todo ello por una noticia aparecida hace unos días que me causó indignación. Un gerente hospitalario, cuyo nombre no quiero mencionar, le dirigía una carta a una compañera para hacerle saber que su proceder, escribir un post (Help !!!) en su blog (Un Rayo de Esperanza. Blog de una radioncóloga), podía constituir una vulneración del articulo 72 de la Ley 55/2003 de 16 de diciembre del Estatuto Marco  del personal estatutario de los servicios de salud) por lo que le amenaza con la apertura de un expediente y le emplaza a presentar alegaciones en el plazo de diez días.
La falta cometida: exponer con un grito (Help !!!)  las condiciones asistenciales de su servicio y la atención proporcionada a los pacientes oncológicos.
Las opiniones de Virginia Ruiz en su blog están inspiradas en un claro propósito de defensa de los intereses de sus pacientes y el buen funcionamiento de un servicio público. Lo manifestado es un ejercicio razonable y responsable del derecho de crítica, un verdadero toque de atención, un abrir la puerta a las demandas de unos pacientes que buscan auxilio ante la desesperación de la enfermedad y para ello no incluye expresiones injuriosas, insultantes o degradantes sino que vierte  opiniones que estan fundamentadas en su derecho a la libertad de expresión lo cual tiene plena protección constitucional.
Tuve ocasión de conocer a la Dra. Virginia Ruiz el pasado mes de abril en mi ciudad, Zaragoza, cuando invitada por Ibercaja Obra Social, a su ciclo Tecnología y Curación, pronunció una conferencia sobre Oncología y Redes Sociales. La Dra Ruiz es una experta en comunicación social a través de redes sociales y una conocida influencer.
El entusiamo y el cariño que mostró por su pacientes y por su profesión contagió al auditorio y causó en mi una entrañable y humana cercanía que me dejó una huella  imborrable.
Titulo este post "Hope" (Esperanza). Virginia proporciona la llave que abre nuestra expectativa de vida, de la esperanza que todo enfermo de cáncer demanda (y se de lo que hablo ya que me situo a ambos lados). Virginia nos da la bienvenida, como ese cartel que decora la puerta de su consulta, y está dispuesta a ayudarnos como profesional y como persona que desborda cariño. 
Dicen que la esperanza es el motor que nos mantiene vivos, probablemente el sentimiento más positivo y constructivo que existe en el ser humano. La verdadera fortaleza de este sentimiento que surge ante situaciones inesperadas es alcanzar un logro, salir adelante sorteando dificultades y conseguir resultados positivos sin que nos trague la tierra. Virginia es "Hope", así lo confirman los testimonios de los pacientes que estos días ha recibido. En ella y en los compañeros de su servicio tienen depositada su esperanza muchos enfermos de cáncer que buscan una mano amiga, una sonrisa que de tranquilidad y sosiego.


Dice la esperanza: Un día
la verás, si bien esperas.
Dice la desesperanza:

Sólo tu amargura es ella.
Late, corazón... No todo
se lo ha tragado la tierra. 

Antonio Machado 

A Virginia Ruiz, compañera y amiga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada